23/8/2009

PARTE I :: arquitectura sana

Según estudios de la ONU, para el año 2025, 63 por ciento de la gente del planeta vivirá en las ciudades.

Proyecciones basadas en estos cálculos indican que en 100 años el porcentaje alcanzaría la friolera de 75 por ciento.

El mundo vivirá un acelerado proceso de urbanización como consecuencia de la industrialización en las urbes.

Se acabaran las ciudades tal y como se conocieron en el siglo XXI, dando paso a los asentamientos urbanos unidos por medio de un corredor vial de comunicación sin un perímetro definido y, por consiguiente, sin un centro establecido, transcendiendo aún a otros países como verdaderos polos de desarrollo.

La vivienda del futuro, dada la fragilidad del planeta, será más ecológica y evitara la destrucción del suelo por procesos de erosión; se usará materiales renovables, que no destruirán la naturaleza y que serán reciclables, haciendo de ello un proceso biosustentable.





Desaparecerá de las construcciones el uso de maderas, piedras, gravas, arenas y, por ende, el concreto, los ladrillos de arcilla cocidos y otros de características contaminantes como el PVC, el asbesto y el cemento.


Se impondrán nuevos materiales como el titanio, las fibras de carbono, el concreto sintético y otros provenientes de la industria aeroespacial.


Dada la escasez futura de la energía eléctrica proveniente de fuentes hidráulicas y el peligro en el manejo de la energía nuclear, se aprovechara al máximo el uso de energías alternativas como la del sol, el viento, el gras natural y otras.


El uso de la calefacción y el aire acondicionado generados por energía eléctrica desaparecerá y dará paso a la bioclimatización.






Asi llegamos al hoy…. Interiorizándonos con esto de la “Arquitectura Biosustentable”
Relájate y goza…






PD: aporte noticia en “arquitectuba.com.ar”




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada